Universidad Autónoma de Zacatecas
"Francisco García Salinas"
Coordinación de Investigación y Posgrado
Jornadas de Investigación
2003

MESA 10

 

Inseminación Artificial en la cerda
 

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL EN LA CERDA
Francisco Javier Escobar Medina
fescobar@cantera.reduaz.mx
Unidad Académica de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Zacatecas

Resumen
La inseminación artificial, sin duda, proporciona un gran avance a la industria porcina, como ocurre en otras especies. El desarrollo de la inseminación artificial ha permitido, entre otras cosas, la utilización eficiente de los sementales de gran valor genético de manera que puedan fecundar mayor cantidad de hembras, controlar las enfermedades que se transmiten por el coito, establecer programas de cruzamiento adecuados para el tipo de producción que se esté buscando y reducir los costos. Sin embargo, en los cerdos aún existen algunas lagunas en este campo del conocimiento. Por ejemplo, el semen se puede mantener con capacidad fertilizante sólo durante algunos días, lo cual implica trabajar al semental varias veces a la semana. Tampoco se conoce con exactitud la fertilidad de las cerdas con descargas vaginales anormales y la eficiencia de la inseminación artificial, en comparación con la monta natural, bajo las condiciones de las explotaciones localizadas en el Estado de Zacatecas. Con base en lo anterior, en la Unidad Académica de Medicina Veterinaria y Zootecnia se está trabajando en este campo del conocimiento. Se ha estudiado el comportamiento reproductivo de cerdas servidas con semen diluido en Androhep Plus, almacenado de 1 a 3 días (grupo 1), Androhep EnduraGurard, almacenado de 1 a 3 días (grupo 2) y Androhep EnduraGuard almacenado de 7 a 9 días (grupo 3); así como la fertilidad de la inseminación en cerdas con la presencia o ausencia de descargas vaginales anormales, las cuales se presentaron durante la revisión rutinaria del celo o mancharon con pus la punta del catéter después de la inseminación. En estos estudios, el semen se almacenó a 17 °C y las hembras sólo recibieron la inseminación artificial durante un celo (cada 12 horas mientras permanecieran en celo). Bajo estas condiciones, el 82.56%, 88.10% y 81.54% de las cerdas concibieron y el 74.42%, 79.76% y 76.92% parieron en los grupos 1, 2 y 3, respectivamente. En el mismo orden, el tamaño de la camada fue de 9.7, 10.8 y 9.7 lechones de los cuales 8.97, 10.0 y 8.82 nacieron vivos. El 78.9% y 86.8% de las hembras concibieron y el 73.7% y 78.6% parieron en las cerdas con y sin la presencia de material purulento en el momento de la inseminación, respectivamente. El promedio del tamaño de la camada en las cerdas estudiadas, en el mismo orden, fue de 9.88±2.9 y 10.24±3.0 (P < 0.01), y de la cantidad de lechones vivos al nacimiento fue de 8.92±2.8 y 9.34±2.8 (P < 0.01). En la actualidad se está comparando la fertilidad del servicio, el tamaño de la camada y la cantidad de lechones nacidos vivos con el uso de la manta directa y la inseminación artificial en cerdas pertenecientes a granjas del Estado de Zacatecas.

 
     
 

.:: Inseminación Artificial en la cerda

 
 
 
 
 
Nota: Para visualizar correctamente las ponencias solo necesitas el software Adobe Acrobat Reader